Facebook

Twitter

Youtube

Iniciar Sesión

Buscar

Se gradúan nueve participantes del sistema de justicia terapéutica

 

El Sistema de justicia terapéutica es una política pública de salud, para acotar la reincidencia delictiva vinculada con el consumo de drogas, la cual tiene el propósito de reestablecer la confianza en los participantes para reintegrarse a la sociedad

 

Nueve jóvenes participantes en el Sistema de justicia terapéutica se graduaron luego de cumplir con las medidas cautelares impuestas por un juez del nuevo Sistema de justicia penal para decretar la suspensión condicional del proceso que siguen.

María del Carmen Verónica Cuevas López, magistrada presidenta del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), dijo que este Sistema de justicia terapéutica es una política pública de salud para acotar la reincidencia delictiva vinculada con el consumo de drogas, la cual tiene el propósito de reestablecer la confianza en los participantes para reintegrarse a la sociedad.

“A través de las medidas cautelares impuestas por el juez, los imputados reciben atención psicológica, de salud, vigilancia por parte de los policías, pruebas de antidoping, seguimiento y acompañamiento con su familia, con el fin de lograr una reconstrucción social y despresurizar las cárceles. El reto inicia ahora en el campo de acción de la vida diaria, valoren y no reincidan”, conminó la magistrada presidenta a los participantes.

En su intervención, Pablo, quien ya concluyó su preparatoria y cursa el primer año de universidad en la carrera de Sistemas Computacionales, agradeció la oportunidad de tomar este tratamiento integral y el apoyo de quienes lo conforman, entre ellos la Comisión Estatal de Seguridad Pública, Salud, empresarios, Defensoría Pública, Fiscalía, Psicólogos y personal del Tribunal.

“Nunca había estado detenido y me sentí muy triste, pero tuve una oportunidad que me abrió las puertas a muchas cosas que no sabía,  primero, a estar en un tratamiento que quienes lo llevan, me trataron muy bien, nos apoyan en terapias psicológicas, psiquiátricas, con los oficiales, el valor que tienen para dar seguimiento, presentarnos y hacer las pruebas de antidoping y no estar dentro de una cárcel. Es una oportunidad de vida”, dijo agradecido.

Alejandro Dorantes, vicepresidente de la Cámara Nacional de Consultoría, dijo que los empresarios que integran esta organización están convencidos de poner un granito de arena para dar trabajo a estos jóvenes y poder reintegrarlos a la vida laboral.

“Lo que hacemos es dar espacios para que se integren y tengan confianza de seguir adelante porque de lo contrario regresan a delinquir”, comentó Alejandro Dorantes.

La magistrada informó que el 90 por ciento de los participantes han retomado sus estudios, lo cual, demuestra que la justicia terapéutica es funcional y cambia la vida a los integrantes, ahora ya no son señalados como imputados.

“La mayoría tienen trabajo estable y mejor relación con su familia, quienes incumplen con las medidas cautelares deben seguir su proceso legal”, advirtió.

Los candidatos a este Sistema de justicia terapéutica son aquellos que cometieron un delito bajo influjo de una sustancia toxica, violencia intrafamiliar o el consumo de alguna droga, es decir, delitos que no excedan una pena media de cinco años de prisión, que hayan reparado el daño de la víctima, que sean primo delincuentes y sujetarse a las reglas que el juez imponga”, explicó.

 

Sin comentarios

Dejar un comentario