Facebook

Twitter

Youtube

Iniciar Sesión

Buscar

TTA: instrumento de justicia para la inclusión de imputados en la sociedad

  • El fin es reducir la reincidencia delictiva y evitar una prisión excesiva porque eso genera efectos negativos para el imputado y su familia.

El Poder Judicial cuenta con Tribunal  de Tratamiento de Adicciones (TTA), cuyo objetivo es brindar atención, tratamiento y rehabilitación  a personas que tienen algún tipo de adicción y también aquellas que han sido vinculadas a proceso por un delito que tiene que ver con alguna droga.

 

El fin es reducir la reincidencia delictiva y evitar una prisión excesiva porque eso genera efectos negativos para el imputado y su familia, lograr una reinserción social efectiva, indicó Guillermina Jiménez Serafín, Consejera representante del Poder Ejecutivo ante el Consejo de la Judicatura Estatal.

 

“De nada sirve detenerlos y que estén en la cárcel si no son rehabilitados, muchos de ellos comenten delitos por que consumen drogas o tienen problemas familiares y a veces la cárcel se convierte en un instrumento de mayor riesgo, se genera más gasto público y la indicación de la Magistrada Presidenta del Tribunal Superior de Justicia, María del Carmen Verónica Cuevas López, es dar la atención necesaria a los participantes para que mejoren su calidad de vida”, explicó Jiménez Serafín.

 

El TTA es un órgano multidisciplinario integrado por la Fiscalía, por el Poder Judicial, por la Unidad de Medidas Cautelares para Adultos, Defensoría Pública, Secretaría de Salud, Seguridad Pública, entre otros, informó la Consejera del Consejo de la Judicatura, agregó.

 

Gracias a la coordinación entre Secretaria de Salud se creó la Unidad de Salud Mental y Adicciones y la Unidad de Medidas Cautelares para ubicar a los posibles candidatos o participantes en relación directa con los jueces y operadores, dijo Guillermina Jiménez.

 

“Una vez que el juez decreta una suspensión condicional del proceso a prueba y cuya penalidad posible a imponerse no exceda de cinco años de prisión y que el imputado haya reparado el daño a la víctima y tenga la voluntad de participar en el programa, es canalizado para que se practique una prueba de evaluación y en caso de que reúna los requisitos sanitarios, se informa al juez que la persona es candidato para participar en el Tribunal”, explicó.

 

En este proceso de rehabilitación se le da seguimiento y vigilancia, de los tratamientos médico, psicológico, si es necesario psiquiátrico, porque buscamos dar una justicia más humana más tangible, que tengan el derecho a la salud, comentó la Consejera.

 

De 2014 a la fecha se ha beneficiado a 61 participantes en el TTA, informó Guillermina Jiménez.

 

Una vez que cumplen las etapas del tratamiento los participantes (Imputados), son capacitados para que aprendan un oficio, se les orienta para que retomen sus estudios y encuentren un trabajo, indicó la Consejera del Consejo de la Judicatura.

 

“El propósito es lograr una efectiva reinserción social, que ellos sepan que tienen una enfermedad, una vez que ya se rehabilitaron, son personas sanas y pueden reincorporarse a la sociedad como ciudadanos económicamente activos, incluso, hay jóvenes que ya ingresaron a la Universidad del Estado”, resaltó.

 

Sin comentarios

Dejar un comentario